Randm nace por tres realidades, tendencias que afectan al cómo los consumidores se relacionan con las marcas y con su mundo.

RANDOM CULTURE

La cultura que se consume es más efímera que nunca. Un nuevo consumidor que ya no consume contenidos como antes, que se encuentra sumido en la era de la random culture, donde lo único que importa es el presente.

NEW NARRATIVE

Las historias ya no caben en formatos o canales predefinidos. Todo vale, todo se transforma y todo se consume, memes, gifs, spots, videos, vines, snapchats, tweets, post, selfies, y un largo etcétera.

ALWAYS BETA

Tanto las compañías como los consumidores están en beta. Probando cosas nuevas, descartando lo que no gusta o no funciona, y abrazando lo que te emociona, lo que quieres compartir o vivir.